Trabajadores cesantes del INS gozan de un sello de servicio que los distingue y convierte en promotores de la paz

26 Julio 2019
INS rindió un merecido reconocimiento a servidores próximos a cesar y personal nombrado con 25 y 30 años, en el marco de su 123° Aniversario Institucional

“Basta sólo con mirarlos a los ojos y escuchar con atención la forma cómo relatan parte de las actividades realizadas a lo largo de 40 años, para darnos cuenta de que el amor que sienten por el Instituto Nacional de Salud (INS), es inquebrantable. Un sello de servicio que distingue y convierte a los trabajadores que cesan en sus funciones por límite de edad, en líderes promotores de la paz dentro de sus comunidades”.

	INS rindió un merecido reconocimiento a servidores próximos a cesar y personal                      nombrado con 25 y 30 años, en el marco de su 123° Aniversario Institucional

 

Con estas expresiones, el Sub Jefe Institucional del INS, Dr. José Carlos Del Carmen Sara, felicitó el esfuerzo, dedicación, concepción ética, humanista y su contribución a la patria en este período de tiempo; que ha sido demostrada por los trabajadores que se jubilarán en el transcurso del presente año, un merecido reconocimiento que extendió al personal nombrado con 25 y 30 años de servicios.

Su amor a la patria lo expresaron en su labor diaria en el INS

 

Desde el Auditorio del INS, Sede de Jesús María, el Dr. Del Carmen Sara, expresó que el trabajo de una persona del área de salud, “nunca termina, se sigue haciendo esta labor, en el rol de líderes comunitarios que promueven la paz y la armonía, buscando la salud y bienestar de quienes los rodean”.

Su amor a la patria lo expresaron en su labor diaria en el INS

 

El funcionario, recordó que desde 1946, la Organización Mundial de la Salud (OMS), concibe el concepto holístico y multisectorial de la Salud, como el estado de pleno bienestar, físico, psicológico y social; y no solo como la ausencia de afecciones o enfermedades.

Su amor a la patria lo expresaron en su labor diaria en el INS

 

En tal sentido, resaltó, que la tarea del profesional de la salud, no se rige en solo curar o evitar que las personas de enfermen, sino que promuevan el bienestar y prosperidad para ellas, sus familias y comunidad.

Su amor a la patria lo expresaron en su labor diaria en el INS

 

Su amor a la patria lo expresaron en su labor diaria en el INS

Otro de los más momentos más emotivos de la ceremonia fue la intervención Segundo Lizandro Chuyacama Núñez, Ingeniero Químico de 70 años de edad, quien cesó en marzo último. Su labor en el área de Biomedicina será siempre recordada por su alto nivel de especialización, ya que tiene un dominio ejemplar en el uso de sofisticados equipos, como las cabinas de flujo laminar, que mantienen la pulcritud, limpieza y estado óptimo de los laboratorios, a fin de que sus resultados sean cien por ciento confiables.

Su amor a la patria lo expresaron en su labor diaria en el INS

 

En los últimos 20 años se especializó en medidas de bioseguridad aplicables a enfermedades como la tuberculosis. Él recuerda con mucho orgullo y gratitud su etapa laboral en el INS y reconoce que es un hombre de referencia en este campo de la medicina humana.

“Ustedes son mi familia yo los amo, sigo trabajando por el INS que protege la salud del pueblo” exclamó con voz entrecortada”. Don Segundo, es un cusqueño, eternamente enamorado de su esposa, Doña Sabina Calderón Carbajal, con quien tuvo tres hijos, que son el motor de sus vidas.

Más adelante, cuando se dirigía al estrado oficial para recibir el reconocimiento institucional, la Bióloga María Salomé Beltrán Fabián de Estrada, fue ovacionada por sus compañeros, que no dejaban de aplaudirla, y es que motivos nos les faltaron, por su gran aporte en diferentes áreas del INS, una de ellas, el laboratorio para diagnosticar enfermedades parasitarias.

En octubre próximo cesará en funciones, sin embargo continuará con otros proyectos que la llenan de entusiasmo, por ejemplo el inaugurar su propio museo, para presentar exposiciones a la comunidad académica y al público en general, de una colección personal, que reúne más de mil parásitos, de todos los tipos, humanos, animales e intestinales, y otras de caracoles y serpientes que comenzó a conseguir desde su etapa universitaria y que sus hijos la ayudan a conservar hasta la fecha.

“El INS es mi segunda casa, llevo bien puesta la camiseta pues amo a mi institución. Mi profesión me permitió sacar adelante a mis familia, hoy soy una abuelita feliz tengo 4 nietos que adoro. Cuando ingresé aquí tenía 26 años, estaba a solo un mes de contraer matrimonio, me casé con un miembro de la Marina y tuve tres hijos, uno es Arquitecto, el otro Ingeniero en Sistemas y mi hija Médico Veterinaria”, finalizó.

Por su parte la T.M. Ada Valverde, del CNSP, a solicitud de la Comisión Organizadora de las actividades por el 123° aniversario del INS realizó una hermosa remembranza de los compañeros que van a cesar.

En el acto de reconocimiento, el Sub Jefe Institucional del INS, Dr. José Carlos del Carmen Sara, también valoró los logros alcanzados por nuestros compañeros, Nicolás Bernedo Apaza y Eduardo Samuel Falconí Rosadio, ambos cesarán por límite de edad en el transcurso de 2019.

Su esfuerzo y constancia contribuyeron a los objetivos institucionales, al igual que el trabajo de Luz Angélica Garcia Peñaloza con 25 años de servicio al INS.

Asimismo, cumplieron 30 años de servicios y fueron reconocidos en este acto; Jaime Enríquez Barrantes Centurión, María Constanza Contreras Rojas, Sebastiana Emelda Gallardo Cruz, Víctor Iván Gómez–Sánchez Prieto, Elena Esther Gonzales Achuy, María Luz Mirabal Toledo, María Antonia Reyna Aponte, Martha Edith Solano Orihuela, Roberto Tello Herrera, Lucy Marleni Vásquez Campos, Carmen Beatriz Zavaleta Reyes, respectivamente.